La UArtes ha otorgado 65 títulos por Validación de Trayectorias Profesionales en el Campo de las Artes


La UArtes ha otorgado 65 títulos por Validación de Trayectorias Profesionales en el Campo de las Artes
15 de septiembre de 2020

Virgilio Valero, actor, escritor, catedrático, director de teatro y artista plástico ecuatoriano; inició su labor escénica en 1981 en el grupo teatral de la Universidad Católica y en 1988 fundó Teatro Ensayo Gestus, aún vigente. María Fernanda Karolys, productora musical, compositora y cantante estadounidense; ha participado en importantes festivales internacionales y colaborado en producciones de artistas como Alejandro Sanz y Kenny O’Brien. Kintto Lucas, autor de poesías, relatos, cuentos, ensayos, crónicas, antologías y compilaciones; ha desempeñado cargos diplomáticos en gobiernos de Ecuador y su natal Uruguay. 

Son tres de los 45 artistas nacionales y extranjeros que en 2019 respondieron a la segunda convocatoria que la Universidad de las Artes hizo para la Validación de Trayectorias Profesionales en el Campo de las Artes, en seis disciplinas: Artes Musicales y Sonoras, Creación Teatral, Danza, Artes Visuales, Literatura y Cine. Tras cumplir con los requisitos y criterios definidos por el Consejo de Educación Superior (CES), así como con la revisión y evaluación de sus portafolios por un comité interinstitucional, ellos recibieron sus títulos de licenciados.

La primera convocatoria del proceso se realizó en 2018, de 28 postulantes 20 obtuvieron la licenciatura. En suma, entre 2018 y 2019 la UArtes ha otorgado 65 títulos, cifra que representa más de la mitad de los obtenidos por sus estudiantes de grado y posgrado.

El balance es positivo, indica la doctora María Paulina Soto, rectora de la Universidad de las Artes, quien cuando tuvo el cargo de vicerrectora académica vivió de cerca la puesta en marcha de esta iniciativa del CES, cuyo reglamento para un plan piloto se elaboró hace cinco años con gestores artísticos y culturales y el Ministerio de Cultura de entonces.

La Validación de Trayectorias Profesionales en el Campo de las Artes consiste en el reconocimiento de una destacada trayectoria profesional o de la experiencia laboral, artística o cultural que tenga el postulante, la cual puede equivaler a la aprobación de determinados cursos o asignaturas, o de la totalidad de la carrera. Es, por tanto, “una herramienta, un mecanismo para reconocer a aquellas personas que han hecho un largo transitar en los distintos oficios vinculados a una o más artes; un transitar profesional que no es un premio ni un concurso; tampoco secundario ni complementario en sus vidas, sino principal”, indica la rectora de la UArtes.

El concepto está contemplado en el artículo 99 del capítulo 1 Reconocimiento u Homologación del Reglamento de Régimen Académico del CES, oficializado en febrero del 2019, y los siete criterios definidos para validar son: Tiempo base; Producciones, publicaciones, presentaciones; Investigación; Reconocimiento y distinciones; Experiencia en transmisión de conocimientos; Capacitación y perfeccionamiento; y, Aporte.

Tiempo base es el número de años de ejercicio artístico constante contemplados únicamente en los periodos de producción que ha tenido el artista, que deberá ser entre 15 y 20 años para las licenciaturas en Artes Musicales y Sonoras, Artes Visuales y Literatura; y, entre 10 y 15 años para Creación Teatral, Danza y Cine. El segundo requisito señala que de ese tiempo base que el postulante acredita, el 50% tiene que ser de transmisión de conocimientos.

“Este primer filtro genera conflicto porque se queda mucha gente, ya que la mayoría del sector artístico-cultural en América Latina vive de dar clases como maestro en casas o dando un taller literario o haciendo cualquier tipo de transmisión de conocimiento de manera informal”, refiere la rectora de la UArtes.

El tercer requisito es la investigación que, añade la doctora Soto, es igualmente complejo porque hay mucha investigación informal. Los otros requisitos tienen que ver con los reconocimientos y distinciones, y actividades de formación y aporte, que es la forma en que la obra del artista y su trayectoria se insertan en la historia del arte local, nacional o internacional.

Cada portafolio es revisado y evaluado por un comité integrado por docentes de la institución y actores externos del medio artístico. Esas carpetas son enviadas al CES, que se encarga de revisar los expedientes para determinar que los perfiles sean aptos para ser titulados. Este proceso se debe realizar en máximo 360 días.

El procedimiento ha sido automatizado para mejorarlo. Esto frente a los reclamos recibidos por los postulantes que no logran obtener el título o por quienes quieren acceder a la validación. “Son un conjunto de reacciones, algunas más o menos justificadas, que ameritan una explicación y es que la trayectoria debe ser demostrada mediante documentación, verificación escrita, sonora, visual y registros que hayan dejado huella (…)”.

La UArtes compartió la experiencia del plan piloto con el CES, sus abogados –quienes elaboraron el mecanismo– y otras universidades. Se habló de la posibilidad de modificar algunos criterios porque hay áreas en el campo de las artes para las que se dificulta contar con esas huellas. Finalmente, la rectora de la UArtes explica que quien toma las decisiones del mecanismo académico meritocrático y define si los medios de verificación y esas huellas son equivalencias al título universitario es el comité interuniversitario.  

Debido a la pandemia por COVID-19 y la crisis económica y de carácter institucional, por la remoción de autoridades y que de manera sincrónica la UArtes ha registrado recortes presupuestarios, en este 2020 no fue posible hacer una nueva convocatoria. “Nos regimos por un calendario financiero anual y el proceso demora seis meses. Eso sí, preparados estamos para cuando sea posible, quizás en 2021”. La rectora de la UArtes indicó que quienes no pasaron la evaluación puedan volver a postularse.

Con más de 30 años de actividad artística en la actuación, dirección y producción, reflejados en 17 reconocimientos obtenidos entre Cuba y Ecuador, Bernardo Menéndez indica que decidió postular porque la licenciatura en artes que obtuvo en su natal Cuba no era válida en Ecuador, donde reside hace 21 años. Admite que al inicio no entendía el proceso, pero a la tercera reunión lo comprendió. Lo considera muy importante y necesario en el país.

Virgilio Valero comenta que el proceso fue exhaustivo, pero se siente orgulloso, satisfecho y comprometido a continuar con su carrera artística teatral y visual. “La validación resguarda el capital vivo de la producción cultural de los artistas que desde una trinchera experimental y disciplinaria, hemos colaborado al crecimiento  de saberes ecuatorianos”.

Entre los postulantes constó también Hugo Avilés, actor, productor, creador y director del grupo Fantoche, con 36 años de constante actividad. El proceso, dice, le dejó dos fuertes impresiones: “reconoce la organización, metodología, rigor y actitud de servicio que evidenciaron los funcionarios de la UArtes en tan intrincado proceso en un país en el que los fragores burocráticos suelen ser el rasero con el que se mide la cotidianidad; y, alude a los artistas y la muy ligera formalidad con que procesan y transitan sus propias vivencias formativas y experienciales, únicamente justificada por la inmediatez con las que, a su debido momento, debieron ser asumidas”.

Al igual que Valero, Menéndez y Avilés, en el segundo proceso de validación obtuvieron el título de licenciados en Artes Escénicas otros ocho postulantes; en Artes Visuales, seis; en Artes Musicales y Sonoras, trece (incluyendo María Fernanda Karolys, mencionada al inicio); en Danza, nueve; en Cine, cinco (entre ellos Eriberto Gualinga, primer cineasta kichwa amazónico en titularse); y, en Literatura, uno (Kintto Lucas, también ya mencionado).

Link de validación de trayectoria:
http://www.uartes.edu.ec/institucional/index.php/escuelas/validacion-de-trayectoria/

Copyright © 2017 Universidad de las Artes. Todos los derechos reservados.