Música, danza y solidaridad, en el cierre de Inter[•]actos


Música, danza y solidaridad, en el cierre de Inter[•]actos
28 de octubre de 2019

Música electrónica, etnoelectrónica, rap, reggae, danza y performance fueron algunas de los manifestaciones artísticas que se registraron el sábado 26 de octubre, en la clausura de Inter[•]actos-Encuentros Públicos de Artes.

La clausura de Inter[•]actos-Encuentros Públicos de Artes se vivió el sábado 26 de octubre de una manera única. La explanada del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC), en el Malecón Simón Bolívar, fue el escenario al que artistas nacionales e internacionales subieron para estremecer con sus interpretaciones a una masiva audiencia.

Aunque la entrada era gratuita, el público fue animado a activar su sentido de solidaridad, pues para ingresar había que donar alimentos no perecibles y de aseo personal, así como aparatos electrónicos en buen estado, los cuales fueron receptados por representantes de la Fundación Edúcate y del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil.

El Ensamble Experimental Electrónico Espol, proyecto en el que participa un grupo de productores sonoros y docentes de la Escuela Politécnica del Litoral, fue el primero en actuar. Mediante la manipulación de sintetizadores, sistemas modulares, pedales de efectos, secuenciadores y baterías electrónicas, sus integrantes exploraron las posibilidades de la síntesis sonora haciendo uso, además, de video alambiques telemáticos y algoritmos informáticos.

Otro ensamble tomó la posta: Killa, integrado por docentes y estudiantes de la UArtes, que con música etnoelectrónica dio rienda suelta a la melancolía del cotidiano vivir y fusionó de géneros autóctonos ecuatorianos y latinoamericanos, con sonidos de sintetizadores y beats electrónicos.

Le tocó el turno a la banda de folk-metal quiteña Curare, la cual llenó el ambiente con las melodías suaves que se desprendían de instrumentos étnicos, como flauta de pan, celta y sonajas de conchas, en contraste con sonidos casi saturados de la guitarra eléctrica, el bajo y la batería. El grupo hizo saltar, gritar y mover la cabeza a un público emocionado con canciones como "Inga o Mandinga", "Machalí" y la famosa "Morenita".

Los estudiantes de la carrera de Danza de la Escuela de Artes Escénicas de la UArtes se apropiaron del escenario para, bajo la dirección del bailarín, investigador y coreógrafo colombiano Jairo Cuero, danzar agitando brazos y piernas, mover caderas y cabezas al ritmo de tambores.

El dúo guayaquileño A2H, integrado por los raperos "El Cholo" y "K-mada", improvisó unas cuantas frases al inicio de su presentación, a fin de entrar en ambiente y calentar el escenario. A2H interpretó temas como "Subjetivo", "Sonido adictivo" y "Compromiso" e hizo levantar manos y mover cabezas al ritmo de los bombos y cajas característicos de su género musical.

La siguiente intervención fue la de Bernarda Ubidia, docente y coordinadora musical de la UArtes. Ella brindó un DJ set cargado de sonidos electrónicos y varias mezclas.

La banda guayaquileña Ganjah Roots hizo lo propio, pero al compás de bajo, batería y guitarra poner a vibrar a la concurrencia con un reggae propio, suelto, ligero, libre. "Solución", "Protégeme" y "Cuando pienso en ti" fueron, entre otros, las composiciones que indujo al público a cerrar los ojos y elevar los brazos y balancearlos en sincronía con la brisa nocturna.

Alika & Nueva Alianza, exponente del roots reggae y dancehall de habla hispana, cerró una jornada musical, complementada con danza y performances. La artista de origen uruguayo hizo bailar y corear al público apostado al pie de la tarima. "Noche de conciencia", "Acción meditación acción", "No le des fuerza a Babilonia" y "Para bailar cumbia" fueron algunos de sus éxitos que hicieron temblar la explanada del MAAC.

Copyright © 2017 Universidad de las Artes. Todos los derechos reservados.