Estudiantes construyen la UArtes en un servidor de Minecraft

Sin saber el gran impacto que causarían, José Muñoz y Deborah Rosero, estudiantes egresados de la Escuela de Cine de la Universidad de las Artes (UArtes), compartieron un video en Facebook el pasado 30 de septiembre en el que se apreciaban las instalaciones de la universidad recreadas virtualmente en Minecraft, un famoso videojuego de construcción que cuenta con millones de usuarios a nivel mundial. Lo que comenzó como una muestra del pasatiempo de ambos mientras elaboran sus proyectos de tesis, se volvió viral llegando a más de 11.000 reproducciones y cientos de reacciones y compartidos.

Tanto estudiantes, docentes, personal administrativo y público en general, tuvieron la oportunidad de realizar un viaje lleno de nostalgia desde sus casas a diferentes espacios que desde hace más de seis meses son inaccesibles debido a las disposiciones de distanciamiento social provocadas por la pandemia del Covid 19.

Algunos detalles del interior de los pabellones Pablo Palacio, Humberto Salgado y Araceli Gilbert, como las cabinas de edición de audio y video, la cafetería Malakita y las oficinas de Secretaría Académica, no estuvieron abiertos al público. Para esto, utilizaron fotografías, videos y sobre todo sus recuerdos para hacer la distribución de los espacios y empezar a construir. También el Museo Nahím Isaías, La Muy Ilustre Municipalidad, y la Fragua de Vulcano fueron tomadas en cuenta y levantadas desde cero.

Sobre esto Deborah Rosero comenta lo siguiente:  “…Empezamos a recrear la UArtes basándonos en nuestra memoria. Había fotos del exterior, pero del interior muy pocas o casi nada. Así que la parte por la que empezamos tiene que ver con los lugares donde más tiempo pasamos.  Ayudé mucho y estuvimos ahí los dos, dándole, pero José fue el mentor y el que más ha trabajado. Solo iba a ser la U y de repente se nos hizo tan fácil pensar en la Biblioteca de las Artes y el Museo Nahím Isaías. No es perfecto porque no somos expertos en Minecraft y yo admiro a los jugadores que saben cómo decorar y organizar, porque en serio me frustraba no haber medido bien y todos los detalles que ello implica. Aún falta decorar mucho, pero la base ya está. José es la cabeza de toda esta iniciativa. Egresamos de la U, y en base a recuerdos, contando anécdotas de pasillos se fue dando este pequeño proyecto…”

Venciendo el prejuicio y resignificando los juegos de video

José y Deborah se convierten en JoenMuri y DeborahLorenna8 respectivamente al ingresar al servidor de Minecraft. Se comunican mediante un grupo en la aplicación, Discord, para hacer una llamada grupal y juntarse con otros amigos y divertirse por horas recorriendo y construyendo la UArtes y sus alrededores. Los usuarios de este juego han sido los más criticados dentro de la comunidad gamer desde su aparición en el 2009 y son conocidos como “niños ratas”, una manera despectiva que generaliza el estereotipo del jugador adicto y antisocial dentro del mundo digital. Pero, más allá de ser un juego y pasatiempo, Minecraft se volvió un refugio y punto de encuentro en donde se puede interactuar con amigos, compañeros y usuarios particulares de diferentes partes del mundo, y, sobre todo, es un espacio seguro libre de Covid 19 y problemáticas sociales. También, tienen la libertad de aplicar sus conocimientos individuales que van desde diseño de interiores, dirección de arte y arquitectura, esto combinado con lo aprendido en las aulas con materias en las que han realizado proyectos de intervención urbanística, áreas verdes y nuevas tecnologías como Naturaleza y Espacio Público, Gestión y Política de la Cultura, Laboratorio en la Comunidad, Nuevos Medios Digitales, entre otras.

Estos estudiantes lograron devolverle a toda una comunidad universitaria la esperanza de retomar esos espacios físicos y regresar a producir sus obras apenas se levanten las restricciones de distanciamiento social. La Universidad de las Artes permanece cerrada desde el mes de marzo y está por empezar el segundo semestre del 2020 de manera virtual, a través de las plataformas digitales de la institución. El trayecto ha sido duro y ha soportado la pandemia, recortes de presupuesto, procesos de elecciones internas, pero a solo dos meses de terminar el 2020, el panorama deja de ser tan turbio con iniciativas como esta que llenan de emoción y buenas expectativas a miles de estudiantes, docentes y personal administrativo deseoso de retomar sus actividades con normalidad.

“…El siguiente paso es terminar los edificios que conforman la UArtes como El Telégrafo, Mz14, La Casa del Estudiante (ex SRI), los talleres en el MAAC y sus cercanías. Para esto estamos consiguiendo material fotográfico y videos, utilizando Google Maps y también nos hemos puesto en contacto con la universidad para que nos facilite referencias visuales para terminar la construcción en las siguientes semanas. Estamos contentos de la buena acogida tanto en medios de comunicación como de nuestros compañeros, quienes han podido ingresar al servidor y recorrer lo que hemos avanzado hasta ahora. Esto es solo el comienzo y esperamos seguir avanzando en este proyecto de la mejor manera…”, comparte José Muñoz, creador del servidor y de la idea original. Entre los planes de los estudiantes está el de expandir el área de construcción, sumar más personas que ayuden a dinamizar el proyecto y realizar actividades en las que los alumnos y el público en general puedan tener acceso al resultado final. 

Puedes ver aquí un vídeo del proyecto

Investigación y redacción: Jimmy Sáenz de Viteri · Escuela de Literatura UArtes.

Comparte esta nota

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email