Andrea Zunino, maestrante UArtes, gana concurso del IFCI con “Pensil del Guayas”

El 16 de diciembre del 2020 Andrea Zunino, quien en la Universidad de las Artes cursa la Maestría en Fotografía y Sociedad en América Latina, decidió responder a una de las convocatorias del Instituto de Fomento a la Creatividad y la Innovación (IFCI) y se inscribió en el concurso público “Cultura y Derechos Humanos 2020”. De entre los 93 artistas y gestores culturales que postularon, ella resultó ganadora con la obra Pensil del Guayas, que es también su trabajo final de tesis.

Como preámbulo comenta que la línea de fomento en la que concursó, y que fue lanzada el 13 de noviembre pasado, planteó como propósito impulsar la reflexión, el ejercicio y el respeto en materia de Derechos Humanos, en los ejes referentes a interculturalidad, equidad de género, inclusión de personas con discapacidad y protección, apoyo y desarrollo integral de la niñez; a través de la creación de proyectos artístico-culturales que expresen el apoyo a su cumplimiento o evidencien su vulneración.

Andrea Zunino postuló en la categoría Creación y producción en artes plásticas visuales, cuyo eje de proyecto fue la Equidad de Género. Optó por ese apartado porque su propuesta, Pensil del Guayas, es una obra fotográfica que “busca rescatar del silencio a la figura femenina dentro de los libros fotográficos Guayaquil a la vista de 1910 y 1920, y recuperar esa imagen por medio de la intervención de las fotografías”. 

Junto con la maestrante UArtes quedaron otros cinco finalistas. “Mi calificación fue de 91/100”, anota y detalla que es gracias al estudio y al trabajo de archivo realizado dentro de la Maestría en Fotografía y Sociedad en América Latina que descubrió que en los libros de la ciudad (entregados al mundo) a las mujeres de la época se les daba muy poco espacio. “Y a la mayoría se las asignaba a la página de ‘jardín hermoso’ o ‘pensil del Guayas’, sin nombres, solo las fotos realizadas en un estudio fotográfico de la época cuando hay casos de mujeres trabajadoras que ayudaron a levantar la ciudad con su esfuerzo y arte, y gracias a los discursos de la época se omite su labor”.

La maestrante comenta también que se juntó con otros compañeros y crearon IntraSINgente, un espacio en el que fotógrafos, artistas visuales y audiovisuales tratan, desde varios puntos de vista, llegar a un diálogo cuestionador sobre la mirada dada al arte figura, figura femenina y edificios patrimoniales. Allí, en https://intrasingente.wixsite.com/inicio/pensildelguayas, se detallan los trabajos creativos de sus agrupados. Pensil del Guayas tiene su espacio. “Cada obra la tiene y lo vieron los jueces”, dice.

Agrega que en el RUAC (Registro Único de Artistas y Gestores Culturales) siempre se dan a conocer los concursos, “uno se puede registrar y participar, son públicos”, expresa Andrea Zunino, animando a más estudiantes UArtes a postularse. Actualmente, revela, realiza los trámites respectivos (como la entrega de documentos) para que se haga efectivo el premio y apoyo del fondo, el cual es un aporte económico para la realización y culminación de la obra.

A continuación, el texto de la obra que Andrea Zunino envió al concurso del IFCI, su sustento y objetivos: “Pensil del Guayas es una obra fotográfica producto de un proyecto de investigación con lineamiento de memoria y uso de la imagen para dar un solo discurso al momento de representar una ciudad con los libros álbum ciudad: Guayaquil a la vista tanto de 1910 y 1920. Se busca cuestionar los discursos oficiales y la representación de las imágenes como verdad absoluta de una ciudad, dejando a un lado al género femenino, diferentes etnias y culturas a un lado, y mostrando un blanqueamiento cultural como principal órgano discursivo de sujetos hegemónicos frente a los subalternos.

Como principal actividad de la obra, se cuestiona los discursos hegemónicos utilizados y representados en estos dos libros fotográficos entorno al uso de la imagen de la mujer, implicando el ocultamiento y desmerecimiento de los cargos o trabajos realizados por las mujeres de Guayaquil. El objetivo principal es tratar de sacar del silencio y del olvido a la figura femenina e invertir la cosificación entorno a ella como flor del bello jardín y direccionarla hacia la imagen del hombre como acto de provocación, volteando así, la mirada y el discurso que se le dio a estas imágenes. 

Busco con esta provocación entrar al análisis de ¿qué hubiese pasado si fuese el hombre al que se lo viese como flores y adornos de los libros?, ¿qué hubiese pasado si sus nombres se los borraba y quedaban sus fotos como muestra de su existencia, pero no de su identidad?, si invertimos los roles patriarcales y los convertimos en matriarcales, ¿cuál sería la reacción de una sociedad acostumbrada a normativas de micropolíticas hegemónicas, entorno a la imagen y estructura de una mujer? El trabajo consiste en el uso de las fotografías de las figuras femeninas ya existentes en los archivos históricos e intervenirlos con bordados a las fotografías de los libros álbum ciudad Guayaquil a la vista tanto de 1910 como de 1920. Esta técnica se llama fotobordado y lo estoy combinando con el collage».

Aquí el link donde consta el concurso al que se inscribió y ganó Andrea Zunino: http://www.creatividad.gob.ec/2021/01/31/cultura-y-derechoshumanos-ganadores/?fbclid=IwAR3o8rDfO6wmbcXMCIzax_m7hoahyoq1V0LJqFs0Upmz8SMQvLyb8U1eS90 

Comparte esta nota

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email