Del Proyecto El Gran Teatro de Monte Sinaí a estudiar en la UArtes, Oliver Alvarado comparte su historia

En 2018 se dio inicio a los talleres del Proyecto El Gran Teatro de Monte Sinaí, organizados entre la Universidad de las Artes y la Corporación Hogar de Cristo. A lo largo de estos 3 años, la iniciativa liderada y coordinada por los docentes Marcelo Leyton, de la Escuela de Artes Escénicas, y Juan Carlos González, de la Escuela de Artes Sonoras, y en la que participan más de 30 estudiantes de la UArtes, se ha ido expandiendo e incorporando actividades de pintura, dibujo, música y cine. Todas dirigidas a niños, adolescentes y familias del sector, ubicado al noroeste de Guayaquil.

Debido a la pandemia por COVID-19, el proyecto ha debido adaptarse a las modalidades virtuales con el propósito de poder llegar a todo el público confinado en sus hogares. Estudiantes como Mateo Torres, a cargo del taller Juegos Sonoros, impartieron los talleres mediante plataformas digitales, teniendo un contacto constante con sus participantes, a fin de cerciorarse del aprendizaje.

Es justamente por la importante acogida que ha tenido el proyecto que el interés por el mundo del arte, de la creación y la producción se fue avivando entre quienes moran en Monte Sinaí. Oliver Alvarado lo testifica, pues si bien por El Gran Teatro de Monte Sinaí tuvo la oportunidad de aprender en comunidad, también sintió el ánimo por estudiar y profesionalizarse en lo que más disfruta: el cine.

Oliver Alvarado reside en un sector aledaño a Monte Sinaí. Comenta que hace dos años y durante el periodo escolar de vacaciones se enteró de que en Hogar de Cristo se impartía un taller de teatro. Acudió al sitio y se enteró de la presencia de la Universidad de las Artes. Ya la conocía, la había escuchado, asegura, pero no sabía de sus carreras ni de lo que esta institución de educación superior pública ofrecía. Inquieto como es se inscribió en el taller de teatro vacacional y durante casi seis meses participó de los ensayos de movimientos escénicos, así como de las posteriores presentaciones en Monte Sinaí y otros escenarios.

Revela que hubo también un taller de cine denominado CINEÍ, el cual desarrolló el cortometraje Los niños de Sinaí. Sin pensarlo mucho, Oliver Alvarado se inscribió y colaboró en la producción mencionada. Esos fueron, añade, sus primeros acercamientos con la UArtes. “En los talleres conocí a Denisse, líder del grupo musical ADELHAID creado en la UArtes por ella y sus compañeros; al profesor Marcelo Leyton y a algunos de la Biblioteca de las Artes”.

Oliver Alvarado resalta la positiva recepción del público hacia el proyecto, comentando lo mucho que este ha ayudado a los habitantes de Monte Sinaí a tener un momento para distraerse, alivianar las preocupaciones y reunirse en comunidad, lo cual, claro, se modificó debido a la pandemia, pasando de la presencialidad a la virtualidad.

Actualmente Oliver Alvarado cursa la fase de Nivelación en la UArtes, donde aspira a postularse para la Escuela de Cine, visualizándose a futuro como un cineasta profesional dedicado a la producción de películas de ciencia ficción, comedia, drama y terror. “Así tipo Hollywood, generando trabajo gracias a ello”, dice y asegura que en Monte Sinaí hay muchos más jóvenes deseosos por estudiar en la UArtes. La pandemia los ha frenado, agrega, más no el interés de una amiga y un amigo (no menciona sus nombres) por entrar en las escuelas de Artes Visuales y Artes Sonoras.

Imagen: Cortometraje Los Niños de Sinaí realizado en el Taller de Cine Vacacional CINEÍ, 2019.

Texto: Daniella Vera S., estudiante de la Escuela de Literatura.

Comparte esta nota

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email