Violinista Jorge Saade se integró como docente a la Escuela de Artes Sonoras y propone se impulsen dos proyectos

Lo han llamado embajador musical del Ecuador y amigo del mundo por los conciertos y recitales que ha ofrecido en 45 países y las presentaciones que como solista ha brindado junto a más de 40 Orquestas Sinfónicas, así como por los numerosos reconocimientos recibidos a nivel nacional e internacional. La trayectoria del violinista y concertista ecuatoriano Jorge Saade Scaff es tan amplia, que se equipara solo al virtuosismo con el que toca el instrumento que llamó su atención a los 6 años de edad y que lo llevó a estudiarlo con dedicación y compromiso.

También, sin exagerar, se iguala al deseo de ser docente de la Universidad de las Artes. Razones hay muchas, sostiene y destaca el prestigio de ser la primera institución pública de educación superior en artes en el país, de contar con una bien conformada planta de profesores artistas e investigadores, y de poder compartir sus conocimientos y formar talentos.

Jorge Saade recuerda que a la UArtes estuvo relacionado cuando integró su última Comisión Gestora, designada en abril de 2020, la cual dio paso a las primeras elecciones de autoridades, realizada en diciembre del mismo año. Se postuló luego en una convocatoria abierta para cubrir una plaza docente y ya es parte a tiempo completo de la Escuela de Artes Sonoras.  

La cátedra a su cargo es la de violín, viola y ensamble, y para la EAS, Saade llegó con dos propuestas que han recibido el respaldo y la acogida de sus pares, en especial del doctor Andrey Astaiza, director de la Escuela de Artes Sonoras, un pilar fundamental para los proyectos y con quien comparte la visión de ofrecer a los estudiantes herramientas para crecer académica y artísticamente.    

Antes del encuentro vía zoom con InfoUArtes, Saade mantuvo una reunión con Astaiza y Fredy Vallejos, una de las tantas concertadas para poner en marcha los proyectos. El primero, una escuela de música de violín a nivel superior, nacional e internacional. La segunda, formar un ensamble de cámara integrado por docentes UArtes.

Un trío de violín, cello y piano, que sumaría a profesores invitados. Saade pone como ejemplo al doctor Astaiza con su corno francés para interpretar el Trio de Brahms.

Considera, asimismo, se podría comisionar a compositores ecuatorianos obras para este tipo de ensamble, dando prioridad, eso sí, a los docentes y estudiantes UArtes. Sería una forma de promoverlos. “Los compositores producen, pero no hay quién toque sus obras, o estas se tocan una vez y archivan. Habiendo un ensamble se pueden interpretar obras que por su calidad merezcan ser tocadas a nivel nacional e internacional, e incluso grabadas”, anota.

Se podría, además, dialogar con compositores como Diego Luzuriaga, el maestro Gerardo Guevara y muchos otros que tiene el Ecuador para que produzcan obras para el ensamble; un ganar y ganar para el arte, la cultura, los autores, los intérpretes y la universidad.

Que la UArtes tenga un ensamble de cámara integrado por docentes de la EAS aporta a la formación de los estudiantes, pues les demuestra cuán activos están sus maestros, así como sus capacidades interpretativas y técnicas, indica. Verlos en escena y tocando dentro y fuera del país estimula los objetivos y metas de los alumnos.

Como experiencia, Saade comparte que para sus estudios de violín siempre buscó instituciones en las que estuvieran determinados maestros. Por ello, mientras más recorrido se tenga, además de la preparación académica, más interés y demanda se logra. 

“Los músicos no somos profesionales de escritorio, a menos de que se estudie para ser pedagogo, musicólogo o investigador. La mayoría estudia para ser compositor, intérprete…, para que su obra salga, para tocar ya sea una orquesta o con un ensamble de cámara, o como solista… Nosotros estamos para salir y tocar”.

La formación del ensamble de cámara de la UArtes avanza, reitera Saade y revela ya haber hecho contacto con el cellista Rolando Grijalva y el pianista Tadeo Gangotena. Ya hasta han hablado del repertorio y planteado fechas. Lo más probable, adelanta, es que tengan la primera presentación a finales del semestre.

De que la UArtes y la EAS estén planificando una licenciatura en interpretación le parece a Saade otro gran acierto.

Cabe anotar que para el virtuoso del violín la docencia no le es desconocida. Durante el diálogo recordó una master class que dará al Conservatorio Nacional de Música de Paraguay. Igualmente ha brindado clases magistrales a conservatorios de Tegucigalpa, en Honduras; Guatemala, Perú y Uruguay. Es docente honorario de la Universidad Ricardo Palma (URP) de Lima y del Conservatorio Nacional de Música Antonio Neumane de Guayaquil.

En 2005 arrancó el proyecto de una Escuela de Música que llevó a la Universidad Católica de esta ciudad, pero no despegó, afirma. Se asoció luego a la UEES como profesor a medio tiempo, y cuando hizo su maestría ejerció como docente en el Instituto de las Artes Musicales de la Universidad Católica de Washington, un pre-college en el que se preparaba a los estudiantes para sus audiciones de ingreso.

Como a todos, la pandemia por COVID-19 desarmó su agenda de presentaciones. Así, para 2022 prevé concretar el estreno mundial del concierto del maestro Guevara, que organizó con la Orquesta Sinfónica Nacional, y en miras tiene celebrar los 240 años de Paganini, considerando que hace 20 años formó con el guitarrista julio Almeida un dúo de música clásica en honor al violinista, guitarrista y compositor italiano.

Aspira a reprogramar un concierto concebido por el bicentenario de la independencia de Guayaquil en el Carnegie Hall. El 2020 no se dio y quizás se lo pueda hacer el 2022, a propósito de los 200 años de la reunión entre Bolívar y San Martín.

Cabe mencionar que en ese escenario neoyorquino ya se ha presentado antes. Lo hizo en 2005, 2006 y 2007; en 2017 junto al pianista Juan Carlos Escudero, con quien también tocó en el Teatro Nacional de las Artes de China; en el Frankston Arts Center en Melbourne, Australia; en el auditorio de la Biblioteca Municipal de Kuala Lumpur, en Malasia; en el Teatro Nacional de Catar, en Doha; en el Festival Camarissima; en el auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes, en México; en el auditorio del Municipio de Otawa; en la sala del Conservatorio de Música de Montreal; y, en el Laurence Arts Center de Toronto.

El 11 de septiembre anterior tocó con la Orquesta Sinfónica de Roma, en Georgia. “Roma es  una ciudad pequeña, que está cerca de Atlanta y su sinfónica es la más antigua del Sur de Estados Unidos. Celebra en este año su temporada 100 y fui invitado como solista para el concierto inaugural”, comenta Saade, quien el 18 de noviembre de 2021 se presentó con la Orquesta Filarmónica de Guayaquil.

Fotos tomadas de la cuenta de Facebook de Jorge Saade, quien consta en presentaciones artísticas.

Comparte esta nota

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email