En III Encuentro de Vinculación con la Sociedad se respondieron inquietudes y plantearon nuevos desafíos

La jornada se desarrolló desde las 09:00 hasta las 12:30 del viernes 3 de diciembre. Organizada por la UArtes, en la cita nuestra IES y organizaciones aliadas analizaron y reflexionaron los proyectos conjuntos ejecutados en beneficio de las comunidades en territorio.  

Las intervenciones de los doctores William Herrera y Bradley Hilgert, rector y vicerrector Académico de la Universidad de las Artes, respectivamente, marcaron el viernes 3 de diciembre de 2021 el inicio del III Encuentro de Vinculación con la Sociedad, que contó con la participación de los representantes de varias de las organizaciones con las cuales nuestra institución de educación superior trabaja en las comunidades, así como de docentes y estudiantes.

Congregados en el Salón de Usos Múltiples del Pabellón Araceli Gilbert, en el Palacio de la Gobernación, el doctor Herrera sostuvo que la pandemia tuvo un impacto fuerte en el trabajo de vinculación, los cual obligó a replantearse muchas cosas, y que, en este año de transición, se están haciendo esfuerzos considerables para regresar a las actividades presenciales. Con la jornada, dijo, se buscaba obtener insumos para alimentar un modelo educativo respecto al Vínculo con la Comunidad, el cual ya se trabaja desde el Vicerrectorado Académico.

Realizar la actividad en el corazón de la UArtes tiene que ver con lo que atraviesa Guayaquil, una situación compleja no solo a raíz de la pandemia, sino por lo que ocurre con las cárceles. “Todo eso nos obliga a replantear el rol y la responsabilidad que tenemos como universidad con la ciudad y las comunidades de la ciudad, la idea es que el encuentro responda inquietudes y permita reencontrarnos, para que los miembros de la comunidad universitaria puedan expresar sus deseos, temores y anhelos respecto a lo que hacemos en el campo de la vinculación”.

El doctor Herrera mencionó el replanteamiento de cómo han estado funcionando los proyectos de vinculación. No es ir multiplicando esfuerzos, sino concentrar iniciativas para generar un mayor impacto en ciertas comunidades. El objetivo es también pensar en esa visión estratégica en cuanto al manejo de los programas de vinculación.

Bradley Hilgert señaló que, si bien en la educación superior a nivel país el vínculo con la comunidad y la sociedad es una de las funciones sustantivas, “nos parece que en muchos casos queda en el lado discursivo y no entra a la praxis. Entonces, ya nos estamos imaginando un modelo educativo, pedagógico, en que el vínculo sea un eje central, incluso en cómo pensamos y estructuramos la clase”.

Hizo referencia al lema de la UArtes: la educación pública en artes es un derecho “y siempre agregamos ´de calidad y de pertinencia´ porque nos parece fundamental que lo que hacemos sea pertinente, no solo para los docentes que vivimos en un mundo abstracto de ideas, sino para los estudiantes y la sociedad en general, para responder desde el quehacer universitario a esos problemas concretos y reales que todos tenemos”.

En el campo del Vínculo con la Comunidad, la UArtes ha ido ganando fama porque, tal y como están en los reglamentos de educación superior, sigue siendo un servicio comunitario. “Nosotros no lo imaginamos así, sino como una oportunidad para formar comunidades de interaprendizaje, que es uno de los principios de la UArtes; ponernos a dialogar con personas diferentes, que están en lugares diferentes, de clases sociales diferentes y de esos diálogos sacar posibles soluciones a los problemas reales”, anotó el Vicerrector Académico.

María José Icaza, titular de la Dirección de Vinculación con la Comunidad de la UArtes, explicó ampliamente cada una de las acciones que se han venido desarrollando en beneficio de comunidades no solo de la provincia del Guayas, sino del país. Mencionó sus procesos, los aprendizajes recíprocos, el trabajo in situ, las propuestas. Destacó la participación de estudiantes y docentes. Hizo reflexiones, habló de los retos.

De igual manera, para detallar los proyectos realizados y por ejecutar intervinieron Byron Cevallos, docente UArtes y coordinador de la carrera de Pedagogía en Artes y Humanidades quien habló de “Abrevadero”, propuesta dirigida a niños que surgió en tiempos de pandemia y que llevó, inclusive, a la recuperación de espacios públicos. Mariuxi Ávila, directora de Fomento Artístico y Cultural de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), destacó la importancia del trabajo comunitario y las labores conjuntas. Jonathan Palacios, de Fundación Hilarte, contó de las acciones de su organización a nivel comunitario. La alumni Dayana Gálvez relató cómo surgió “Olón Comunica”, medio comunitario digital que pone al descubierto las necesidades de esa localidad de Manglaralto. Carlos Valencia repasó el origen, los alcances, logros y razón de ser del Centro Cultural Karibú, del cual es fundador.

Reunidos en cuatro grupos, dirigidos estos por estudiantes UArtes, los participantes del III Encuentro de Vinculación con la Sociedad analizaron en los llamados “Círculos para el intercambio” preguntas como ¿qué rol debe cumplir la Universidad de las Artes en su relación con las comunidades?, ¿cómo las artes y la creación pueden aportar en la construcción de nuevas relaciones para enfrentar a la crisis?, ¿qué prácticas organizativas pueden guiarnos? y ¿cómo podemos relacionarnos mejor con organizaciones, comunidades y redes glocales?

Las respuestas que cada grupo dio a estas interrogantes, y los análisis conjuntos, se conocieron en una plenaria desarrollada alrededor de una pamba mesa, donde se habló de una mayor presencia en territorio (…), de que la universidad debe nacer en esos otros espacios para germinar un modelo que no es de educación formal, sino no formal e informal, de cuyos procesos de construcción tenemos mucho que aprender. Que el rol de la UArtes con las organizaciones es fundamental para una incidencia en el territorio, en lo político, en lo económico y en el que cumple por sí misma. Que el mencionado rol puede ser tan amplio en función de pertinencia, pero las capacidades y los recursos son limitados, para lo cual se requiere de estrategias para intervenir en territorio.

La pandemia dio una fuerte lección al ámbito del arte y la cultura, se mencionó e hizo referencia a los retos creativos para que el arte no sea visto solo como un pasatiempo, sino como mecanismo para llegar al conocimiento. En esa medida, la universidad debe cumplir su rol para el cambio de paradigma de la sociedad y de cómo se mira al arte, al artista y al sector cultural.

Que hay que conocer, mejorar y fortalecer la comunicación, detectar problemas y propiciar el acercamiento de la ciudadanía con la comunidad, se anotó y reflexionó sobre la necesidad de retomar espacios, calles y medio urbano, de marcar una ruta de acción para que el arte pueda llegar a todos. Que no hay que esperar que la gente venga, sino ir y llegar a nuevos territorios, y que a la comunidad no se va a enseñar, sino a aprender.

Entre las reflexiones se desprendió también que la UArtes llegó como la esperanza, para artistas y personas vinculadas al arte, de contar con una voz más potente. Antes no había registro ni herramientas que permitieran evidenciar el trabajo que se venía elaborando, como los procesos y sus consecuencias. Lía Burbano, de la Fundación Mujer & Mujer, mencionó que, como guayaquileña, producto de la educación pública, veía a nuestra institución con un rol específico. “Activar y poner en movimiento el arte en la cotidianidad de las comunidades, facilitando y llevando estos procesos a organizaciones históricamente marginadas y discriminadas (…).  Agradezco lo que se ha venido haciendo y pido que nadie se canse. Guayaquil y Ecuador necesitan propuestas solidas como la UArtes”.

A los participantes del III Encuentro de Vinculación con la Sociedad se los invitó acudir al Centro Cultural de Producción e Innovación MZ14 (Panamá y 9 de Octubre) para la inauguración de la expo-venta de obras escultóricas y artesanales de San Antonio de Ibarra, como parte del relacionamiento entre el Instituto Latinoamericano de Investigación de Artes –dispositivo de la UArtes– y el Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares (CIDAP).

Comparte esta nota

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email