Rector William Herrera destacó la gran capacidad de resistencia y resiliencia de graduados de la promoción 2021

La ceremonia de graduación de los estudiantes de las escuelas de Artes Visuales y de Cine fue la primera de las cuatro dispuestas por la Universidad de las Artes y su Secretaría Académica para entregar los títulos de tercero y cuarto nivel, a los egresados de pregrado y posgrado, respectivamente. Tuvo lugar el sábado 11 de diciembre de 2021, en la Plaza Pública del Centro de Producción e Innovación MZ14.

Aunque su inicio estaba programado a las 10:00, desde antes de las 08:30 en la puerta de ingreso de la calle P. Ycaza del patrimonial edificio que originalmente fue el Banco La Previsora, ya se encontraban varios de los familiares de los egresados. La emoción en ellos era evidente, como también lo fue el nerviosismo de algunos de los estudiantes que llegaban presurosos al acto con el que culminaba una etapa de su preparación académica.

Respetando el aforo y priorizando las medidas de bioseguridad, en la Plaza Pública estaba todo dispuesto. De manera puntual, la magíster María José Bustos, secretaria Académica, daba inicio al acto anunciando los ingresos de las autoridades de la UArtes y de los directores que conformarían la mesa directiva. El rector William Herrera; la vicerrectora de Investigación y Posgrado, Olga López; el vicerrector Académico, Bradley Hilgert; Xavier Patino, de la Escuela de Artes Visuales, y Pedro Cagigal, de la Escuela de Cine.

Entonces, en medio del aplauso de los presentes, se anunció el ingreso de los estudiantes. Se entonaron las notas del Himno Nacional. Sin mayores preámbulos, Bustos dio paso a la intervención del rector de la UArtes.

El doctor Herrera inició su discurso señalando que era la cuarta ceremonia de graduación que realizaba la UArtes y recordando que la anterior, la del 2020, no se pudo realizar por la pandemia por COVID-19, “no puedo dejar de expresar la alegría y emoción de podernos reencontrar”.

Agregó que el riesgo de los discursos era caer en repeticiones o lugares comunes, no obstante, él debía remarcar lo que ha dicho en algunas ocasiones: la ceremonia de graduación 2021 es la primera que organiza la UArtes como universidad autónoma y gobernada por un órgano colegiado superior, es decir, por representantes de docentes, de estudiantes y de sus servidores y trabajadores. Que lo repetía, anotó, porque todo pudo haber sido distinto.

Explicó que la UArtes fue creada como otras tres universidades: la UNAE (Universidad Nacional de Educación), la Regional Amazónica Ikiam y Yachay Tech (Universidad de Investigación de Tecnología Experimental); según lo que señala la ley, al término del 2020 debían entrar a una nueva etapa, mediante un proceso de elecciones. Solo la UNAE y la UArtes lo pudieron conseguir. Yachay e Ikiam sufrieron desde el 1 de enero de este año nuevos procesos de intervención, lo que en el sistema de educación superior significa una herida e irse en contra de lo que está claramente planteado en la Constitución, que es la autonomía. 

¿Y por qué esto fue posible?, preguntó el rector de la UArtes, por la movilización de la comunidad universitaria, de sus docentes, estudiantes y administrativos, en un momento extremadamente crítico. “El 2020 fue el año en que la universidad recibió muchos golpes, no solamente lo de la pandemia que cuestionaba toda nuestra forma de funcionar. Golpes presupuestarios, reducción de salarios, alejamiento del corazón de la universidad y de sus espacios. Fue gracias a esa movilización de la comunidad estudiantil que llegamos a ese momento tan importante que era escoger a nuestras autoridades y representantes”, indicó y pidió aplausos para la comunidad universitaria. 

Manifestó también que, más allá de la defensa de una institución, lo que realmente estaba en juego –y ahí está la responsabilidad de ustedes como graduados y de nosotros como autoridades, dijo el rector– eran los espacios para la formación artística, para la creación, para las artes y la cultura en una sociedad tan llena de divisiones, incertidumbre e incluso de pesimismo. “Es por eso que, una vez más, me alegra sobremanera que podamos reencontrarnos en esta ceremonia que es una celebración, una fiesta en la que rendimos homenaje a nuestros graduados”,

Muchos de los estudiantes de la promoción 2021 iniciaron sus estudios en el primer semestre 2017, o en el segundo semestre 2016, y si tomaron un poco más de tiempo para sus proyectos de titulación, quizás en el primer semestre del 2016. “Es decir, ustedes son de una generación que ha tenido que enfrentar muchos desafíos. El país ha pasado por dos cambios de gobierno, de Rafael Correa a Lenin Moreno y de Lenin Moreno a Guillermo Lasso; enfrentamos juntos las protestas de octubre del 2019, que nos golpeó directamente al encontrarnos con la violencia y la represión, y tuvieron que enfrentar y terminar sus estudios en el contexto de la pandemia. Ustedes, al terminar sus estudios, han demostrado una gran capacidad de resistencia y resiliencia. Nunca renunciaron a ejercer su pensamiento crítico, su deseo de experimentar, de desarrollar nuevos lenguajes en situaciones extremadamente adversas”.

Por esa razón, el rector de la UArtes recomendó a los graduandos nunca dudar de sus capacidades, de confiar en sí mismos. “Sin duda, las cosas no van a ser fáciles al terminar este ciclo de sus vidas, pero cuando se presente una oportunidad no duden en aprovecharla, muchas veces las oportunidades no se repiten en esta vida. No tengan miedo de fracasar, por supuesto, es durísimo levantarse, pero también se aprende muchísimo”.

Que nunca duden de sus capacidades ni de su pensamiento crítico ni de desarrollar una mirada propia, sugirió el rector y aseguró a los graduados tener el apoyo que la UArtes pueda darles para respaldar sus proyectos creativos e iniciativas. “Deben sentirse muy orgullosos de lo que han logrado. (…) Es un gesto valiente estudiar artes un país como Ecuador, pero para eso estamos nosotros como proyecto universitario, para instalar la necesidad de tener una sociedad donde las artes y las culturas tengan un rol de transformación social. Cada vez somos más y estamos logrando instalar la idea de que es clave para el desarrollo de nuestra sociedad”.

Al término de su intervención, el rector dijo a los graduados sentirse orgulloso de ellos, sobre todo después de haber visto durante toda la semana lo que habían logrado con sus proyectos de titulación. Los felicitó y también a sus familiares por el logro y al ver entre los presentes al papá de Yasser Quevedo, a quien encontró durante la exhibición de su cortometraje, en la muestra de los trabajos de titulación que hizo la Escuela de Cine, sabía lo que significa para él y su familia.

A la presentación de la memoria académica-artística de los graduados en Artes Visuales le siguieron la lectura de Acta de Graduación, por Patricia Ayala, directora de Gestión Documental y Archivo, y la entrega de diplomas. Lo mismo se hizo, en ese orden, con los graduados de la Escuela de Cine.

Comparte esta nota

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email