Lorena Delgado celebró a primeras graduadas de Danza; Cecilia Salazar expresó su gratitud a la UArtes

Emotivas. Así fueron las palabras que Lorena Delgado, docente y coordinadora de la carrera de Danza de la Escuela de Artes Escénicas, dirigió a los hoy licenciados en la tercera ceremonia de graduación que la Universidad de las Artes realizó el sábado 11 de diciembre de 2021, en la Plaza Pública del MZ14. Junto con la EAE recibieron sus títulos de tercer nivel los estudiantes de Literatura. 

Tras saludar a las autoridades, docentes, graduados y a los familiares y amigos que los acompañaron, Delgado sostuvo que ha sido un hermoso trayecto el cumplido por las tres primeras graduadas de la carrera de danza: Tamia Sánchez, Darashea Toala y Angie Gallegillos. “Hoy aplaudo y celebró su valentía, su fuerza y su resistencia para permitirse el tiempo en este proceso educativo; el tiempo para abrazar y reconocer su sensibilidad a través del arte”.

Dijo no dudar que por momentos Tamia, Darashea y Angie hayan deseado desistir, cuestionar su camino e incluso abandonar los procesos, “pero no lo hicieron. Su voluntad y coraje les hizo llegar a este momento, a este ritual, a este cierre de ciclo que abre muchos otros. Cuando decidía qué escribir, empecé a recordar los primeros encuentros, nuestras primeras clases de improvisación, nuestras primeras diferencias y nuestros primeros aciertos. Confiábamos en que llegaríamos a este día, pero ignoramos todo el afecto que se crearía en el camino. Recuerdo los nervios y la incertidumbre que nos abrazaba tanto ustedes como a todos quienes hemos acompañado sus procesos. Sabíamos qué es lo que queremos de esta carrera, de esta universidad, de este proyecto; que era y es muy importante para todos, hoy veo todo lo que hemos logrado y construido”.

Delgado subrayó haber logrado respetar las inquietudes y diferencias de las graduadas de Danza, y entregarles con cariño todo lo que les había sido entregado. “Observo a cada una de ustedes y veo cuantas memorias se quedan con nosotros, cuantas experiencias nos han dado y cuánto se han incrustado en nuestros corazones. Considero que agradecer es lo más importante, agradecer su confianza, apoyo, retroalimentación. Agradecer cada momento que nos permitieron acompañarlas”.

Agradeció también a todas y todos los docentes, quienes se encontraban en el balcón del primer piso del patrimonial edificio donde se encuentra el MZ14; crean impulso cada día a este proyecto. Gracias a toda la comunidad UArtes que hace posible implementar propuestas pedagógicas distintas, que apuestan por la sensibilidad en la construcción colectiva. “(…) Queridas Dara, Tania y Angie, sin duda, este ritual de hoy –porque los rituales son importantes, generan cierre de ciclo– es el inicio de todo lo que ustedes sueñan como propio. Les deseamos sueños más grandes, momentos llenos de alegría y que la danza en todas sus dimensiones siempre estén en sus vidas”. 

Inevitable, anotó Delgado, no tener ni sentir un nudo en la garganta, “las veo y me siento agradecida por haberlas acompañado en su camino académico. Veo con orgullo todo lo que nos ha permitido construir, soñar y cuestionarles; veo con ternura la amistad, la complicidad y el compañerismo entre ustedes; solo me queda decir: sigan soñando, sigan aprendiendo, pero sobre todo sigan transformando”.

“La UArtes nos dio las herramientas para sobresalir y permanecer”

Por la carrera de Creación Teatral, Cecilia Salazar, quien obtuvo el más alto puntaje a lo largo de su preparación académica en la UArtes, pronunció un discurso igualmente emotivo, sin dejar de lado la espontaneidad de sus puestas en escena, de su transitar como payasa con su nariz roja. Ella señaló: “Me gustaría resumir esta celebración de logros y triunfos en una sola palabra: Gratitud…, gratitud porque tenemos el privilegio de estar aquí en medio de un contexto pandémico. Agradecer a Dios y a la vida que seamos parte de los sobrevivientes y que podemos seguir escribiendo nuestra historia. Agradecer a la Universidad de las Artes por darnos la oportunidad de forjar un futuro y luchar por nuestros derechos… Agradecer a quienes conforman cada departamento de la UArtes, desde el que nos recibe en la puerta, el que nos tenía las aulas limpias, los técnicos y administrativos, todos los que, de alguna u otra forma, nos apoyaron. Sigamos manteniendo esa calidad humana y empatía que fortalece a la comunidad universitaria en todos sus espacios”.

Salazar también agradeció a los padres que apoyaron hasta el final a sus hijos. Entonces hizo un paréntesis para dirigirse a su mamá y agradecer por su sabiduría, por forjar su sueño, “eres mi mayor motivación. A mi hermana, que hoy no pudo estar, pero es parte fundamental de mi vida, mi pilar, quien hasta ahora me extiende su mano cuando la necesito en mi camino”.

La licenciada en Creación Teatral invitó a sus compañeros de promoción a dejar el nombre de la UArtes en alto, “porque nos dio las herramientas necesarias para sobresalir y permanecer, y esto no hubiera sido posible sin la guía de los docentes que día a día nos brindaron su tiempo y conocimiento para creer y crear otros mundos posibles. Compañeros, seamos de corazones libres y almas imparables, vivamos nuestros sueños, tal vez no sea fácil, pero en esa búsqueda encontremos las soluciones y no caigamos en el conformismo, seamos luz que ilumine el camino para otros”.

Comparte esta nota

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email