Logo-UArtes-white

CEAT enseña inglés a niños y jóvenes; es su propuesta de Vinculación con la Comunidad y Educación Continua

La nueva propuesta de cursos de Vinculación con la Comunidad y Educación Continua del Centro de Escritura Académica y Traducción (CEAT) de la Universidad de las Artes arrancó el pasado 12 de noviembre. Enfocados a la enseñanza del inglés mediante el juego y el arte, este compartir de conocimientos busca innovar el campo de la pedagogía de idiomas.

English for young writers y English for terror lovers son los cursos que, dirigidos a niños de 8 a 11 años y a adolescentes de 12 a 15, arrancaron esta propuesta sabatina, la cual se extenderá hasta el final del actual periodo académico de la UArtes, que será en febrero de 2023. Los profesores encargados son Abel Cano, graduado de la Escuela de Literatura, y Quel Galarza, estudiante de la misma, quien decidido realizar sus prácticas preprofesionales en el CEAT.

“El enfoque es el arte”, comenta Quel Galarza y agrega: “Si a los niños y niñas les interesa aprender inglés, o cualquier otro idioma, será mucho más efectivo que en un aula tradicional”. 

Ambos cursos toman la literatura como eje central de su pedagogía. Young writers propone un acercamiento a la creación de cuentos infantiles por los mismos niños y niñas, mientras que Terror lovers se aproxima al cuento de terror y a sus convenciones, conectándose a la cultura anglosajona y teniendo en cuenta los diferentes intereses de los alumnos.

“Trabajar con adolescentes es un reto, pero la clave es aproximarse a ellos desde lo que les interesa, y el terror es algo que casi universalmente les interesa a los chicos”, indica Abel Cano sobre su experiencia.

El objetivo de ambos cursos es aproximar una nueva generación a un nuevo idioma y a la literatura. La metodología que manejan los cursos toma recursos de grandes pedagogos como Montessori, sin dejar de innovar y adaptarse a las realidades de los niños, niñas y adolescentes del Ecuador en la actualidad. El juego, la autonomía, y la creatividad, son algunos de los componentes claves de esta metodología, la cual fue presentada por Galarza y Cano previo al inicio de estos talleres.

“Se trata de tener una visión, pensar en lo que hace falta y por qué. Muchos niños dicen que no les gusta el inglés, cuando en realidad lo que no les gusta es sentarse en una banca repitiendo el verbo to be todo el día”, argumenta Abel Cano.

El CEAT busca continuar con esta propuesta y expandir más allá de la enseñanza del inglés, siendo estos cursos lo que afectivamente llaman un test run.

“Este es sólo el comienzo”, dice Quel Galarza. “Existe un sinnúmero de posibilidades y estaremos encantados de explorarlas. Estos cursos ya están dando más resultados de lo que esperábamos en las primeras semanas”, añade.

Actualmente los cursos benefician a alrededor de 25 niños, niñas y adolescentes, y existen planes para expandir la oferta a otros grupos demográficos en diferentes áreas del arte y de la investigación.

Texto y fotos: CEAT/En la imagen principal, Quel Galarza, estudiante de la Escuela de Literatura. En la siguiente, Abel Cano, graduado de la misma escuela. Edición: Carmen Cortez

Comparte esta nota