Convocatoria Slam de Poesía

¿Qué es el slam de poesía?

12 poetas se enfrentan al público sin intermediarios y le cuentan su verdad a viva voz.

El slam es un combate que se instala en las fronteras entre la poesía, el performace y la emoción del público; es una plataforma para que la lírica urbana destrone a la cultura del pedestal en el que el público actúa como jurado.

El slam nació en el Chicago Green Mill en 1986 bajo la convicción de que el arte es una actividad humana con capacidad transformadora, dirigida a develar la verdad sobre uno mismo y sobre la sociedad en su amplitud y de que no hay mejor herramienta que la poesía para trasmitir esa verdad que el mundo necesita.

Las reglas son simples:

  • Los textos tienen que ser creaciones propias (tema libre)
  • Tiempo máximo 3 minutos
  • No se puede utilizar música, disfraces ni accesorios: solo la voz y la pulsión poética

¿Cómo se puntúa?

El primer round

El slam no es un certamen convencional, lxs poetas interpretan su obra de 3 minutos y el público decide. ¿Cómo? Entre todos los asistentes se reparten 5 pizarras al azar. Al finalizar su actuación, cada poeta recibd puntuaciones entre 0 y 10. Se eliminan las pizarras con la puntuación más alta y más baja y se suman las tres pizarras restantes: así llegamos a nuestrxs finalistas.

El segundo round

Los tres poetas finalistas deberán recitar otro poema cumpliendo las mismas normas de la primera fase. El orden de participación será según su puntuación en la primera ronda, de tal manera que quien haya obtenido una menor puntuación recitará primero. En caso de empate se seguirá el mismo orden que en la primera ronda determinó el sorteo.

Convocatoria

Lo que necesitamos de ti, slammer:

Una breve biografía (máximo 100 palabras) informal, creativa y con humor para tu presentación el día del evento y para promocionar la actividad. El envío de la bio es la confirmación de tu participación.

Lo que necesitas saber:

1. Orden de participación:

En un recipiente depositaremos papeles con el nombre de cada uno de los poetas participantes. La “mano inocente” de un miembro del público sacará el papel correspondiente a la primera intervención. Después, cada poeta saliente tomará el nombre de quien le sucederá.

***Si algún inscrito no llega, cualquier avezado del público puede tomar su lugar

2. Sistema de puntuación

Para la ronda clasificatoria se repartirán 5 pizarras al azar entre el público asistente. Al finalizar su actuación cada poeta recibirá las puntuaciones, que deben estar comprendidas entre 0 y 10, sin decimales. Se eliminarán las pizarras con la puntuación más alta y más baja y se sumarán las tres pizarras restantes.

En caso de superar los 3 minutos (más 10 segundos de cortesía) en la primera ronda se aplican las siguientes penalizaciones sobre la puntuación obtenida (una vez ha sido contabilizada).

  • Si se superan los 03:10 minutos se restará 1.
  • Si se superan los 03:20 minutos se restarán 2.
  • Si se superan los 03:30 minutos se restarán 3.
  • Si se superan los 03:40 el poeta quedará eliminado de la competición.

Los tres poetas con mayor puntuación pasarán a la final. En caso de empate durante la ronda clasificatoria se realizará la suma de las 5 pizarras entre los empatados.

Para la final, los poetas deberán performar otro poema cumpliendo las mismas normas que en la primera fase. El orden de participación se establece según su puntuación en la primera ronda, de tal manera que quien haya obtenido una menor puntuación recitará primero. En caso de empate se seguirá el mismo orden que en la primera ronda determinó el sorteo.

3.  ¿Qué se puede hacer y qué no?

¿Se puede actuar? ¡Sí!

¿Se puede cantar? ¡Sí!

¿Se puede rapear? ¡Sí!

¿Se puede simplemente interpretar? ¡Claro que sí!

¿Se puede leer? ¡No!

¿Se pueden usar disfraces o utilería? ¡No, pero todo bien porque los únicos recursos que necesitas son tu voz, su ritmo, velocidad e intensidad; el silencio; el humor…!