Un homenaje a las películas de terror clásicas

por Carlos Cordovez de la Gasca González

Póster de Fright night (1985)

El 31 de octubre se celebra Halloween, evento en el que no existe edad límite para utilizar disfraz y formar parte de ese ambiente terrorífico. Gracias a ello, encontramos en la calle personas vestidas de vampiros, brujas, momias, hombres lobos, etc. En la actualidad, la tendencia es disfrazarse de superhéroes, sin embargo, ese deseo de conseguir que las personas se asusten a la ‘antigua’ sigue vigente para muchos. 

Más allá de pedir dulces en esa noche, esta fecha es una oportunidad para convivir con los amigos más cercanos y ver películas de terror, ya sean clásicas o actuales. La saga de Friday the 13th, The Nightmare on Elm Street o Halloween son algunas de las elecciones más comunes para ese momento de convivencia, pero, ¿qué tal si una película de terror tomara varios de estos elementos, ya sean vampiros u hombres lobos, y, de esta forma, realizara un homenaje a este género que nos ha traído sustos desde antes? Pues, sí existe y me refiero a Fright Night (1985), dirigida por Tom Holland. 

Este filme nos presenta la historia de Charley Brewster, un adolescente fanático de las películas de terror, sobre todo de los especiales de terror transmitidos por la televisión, dado que ahí aparece su presentador favorito, Peter Vicent (este nombre surge al combinar los nombres de dos actores íconos de las películas de terror, Peter Cushing y Vicent Price), con quien trabajará más adelante para detener a Jerry Dandrige, su nuevo vecino que es un vampiro. 

¿Cuáles son, por lo general, los elementos de una película de terror clásica? Adolescentes que mantienen relaciones sexuales y amigos que disfrutan investigar temas paranormales; pues bien, Charley es una mezcla de ambos. Sin embargo, cuando menciona que su nuevo vecino es un vampiro, ni Amy, su novia, ni su mejor amigo le creen, incluso, tampoco le cree su ídolo. Pero, como este presentador pierde su trabajo porque al parecer los televidentes casi no ven los especiales de terror, accede a creerle o, más bien, seguirle el juego con tal de ganar dinero. ¿Cuáles fueron las armas utilizadas para vencer al vampiro? Usaron agua bendita, crucifijos, estacas y, sobre todo, luz natural. 

El misterio, en este filme, no solo habita en una casa abandonada, sino que también puede deambular por las calles, ya sean callejones con poca iluminación o bares, con el fin de que el antagonista capture nuevas víctimas. Otra forma en que esta cinta rinde homenaje a las películas de terror es con el uso de efectos hechos de manera artesanal, desde las máscaras, los ojos del antagonista para mantener el estilo clásico de película de terror, pero que, a la vez, se vea grotesco. 

Una vez resuelto el problema, todo parece retomar su curso natural. Charley sigue con su novia. Peter Vincent, su héroe, le envía saludos en su programa de televisión. Al parecer ya no existe ningún clavo suelto. El filme propone un final abierto que da paso a una secuela en 1988 y que fue dirigida por Tommy Lee Wallace. En el 2011 se realizó un remake del filme original y también obtuvo su secuela dos años más tarde.

Carlos Cordovez de la Gasca González @carlosr_cordovez. Comunicador Social para televisión, graduado en el ITV. Cursa el 5to semestre de la carrera de Cine en la Universidad de las Artes. En 2018 publicó la novela policíaca Vidas Truncadas. Uno de sus temas de investigación favorito es la historia de la televisión.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*