Tal vez los primeros / últimos

por Ma. Belén Rivadeneira @_soberoan

Jugaron con bolichas, trompos y carritos. Los que no tuvieron suerte para conseguir terrenos ‘baratos’. Aquellos que no conocieron al ‘amor de su vida’ porque su match con un jovencito apuesto resultó ser una cita con un pedófilo. Hay quienes creen en el poder del contacto humano y reconocen el valor de una plática acompañada de un café, un pan con cola o un encebollado. Los que no piropean en la calle y reprenden al anciano pervertido que acosa a la colegiala. Aquellos que pusieron su salud mental por encima de una calificación académica sobresaliente. Quienes no pudieron bailar su canción favorita con su crush. Quienes empezaron a preguntarse el porqué de las cosas y buscaron/encontraron respuestas sin ir a google. Los que no pudieron velar a un ser querido. Aquellos que salieron de su burbuja y respetan/aprecian a sus amistades/conocidos drag, provida, proaborto. Los que (no) creen en la vida después de la pandemia. Y tantas cosas.

Pero uno nunca sabe con certeza si sí, o si no, y solo anda improvisando, tal como cuando mamá dice que «no nació con un manual que le indique cómo criarnos». Tiene ante sus ojos unas letras simples y malsonantes, aunque no sé si sean las primeras o las últimas.

Ma. Belén Rivadeneira @_soberoan (Guayaquil, 2000) Estudiante del quinto semestre en la escuela de Literatura, cursa el itinerario de Pedagogía. Ha publicado artículos desde el 2016, colaborando con la Revista literaria Iguales (México) y dentro de proyectos de creación y edición de alumnos de UArtes. Becaria de la Escuela del pasillo Nicasio Safadi.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*