Logo-UArtes-white
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

En su primera experiencia como tallerista, la estudiante Josmara Escala llevó a niños y jóvenes a explorar el cine y la fotografía

Cursa el tercer semestre de la carrera de Cine y como parte de sus horas de servicio comunitario Josmara Escala Ramírez participó como tallerista en el proyecto “Bibliotricimoteca” que dirige el docente Marcelo Leyton. Su propuesta para los participantes que se inscribieron fue la de explorar tanto el cine como la fotografía. 

“Fueron chicos entre los 9 y 19 años los que se inscribieron al taller vacacional y uno de los mayores retos para mí fue tratar de buscar la mixtura. Que la enseñanza y metodología sea la correcta para los mayores, sus necesidades e interés y que, asimismo, lo que les explicaba a ellos se no sea tan difícil de comprender para los menores”, expresa.

Se enfocó, agrega, en transmitir conocimientos básicos sobre fotografía, que es la base para ir a la cinematografía. Los participantes manifestaron todo el tiempo un gran interés por el taller, pues querían empezar a grabar sus propios cortometrajes. “Sin embargo, consideré que lo mejor era quedarnos entre el desarrollo y la producción de un corto”.

También se dio tiempo para enseñarles sobre el guion y los géneros de la cinematografía y a practicar desde la base para que pudieran comprender mejor cómo se escribe un guion y cómo incluso el cine es parte y/o se une a otras artes, como la Literatura y las Artes Visuales. 

En la construcción de historias

“Así fueron conociendo cómo el cine puede tener un impacto superpositivo, cómo interrelacionarse con las artes y dentro de esa interrelación ellos iban construyendo sus historias, escribiendo desde la idea base una storyline (breve sinopsis del guion) para luego empezar a escribir una escaleta, propiamente el guion y la construcción de personajes”, anota Escala. 

Comenta que tuvo dos estudiantes que hicieron pitch (breve presentación) de sus historias en el cierre del taller y que los demás siguieron construyendo sus historias y siendo partícipes. “Para mí fue un aprendizaje recíproco, pues ellos siempre estaban interesados en aprender y conocer más de cómo funciona el mundo del cine”. Las horas de servicio comunitario cumplidas con el proyecto de “Bibliotricimoteca” fue su primera experiencia como tallerista, un descubrimiento conjunto porque todos los días enseñaba algo “y todos los días aprendía algo y siempre trataba de innovar, de ser creativa, de buscar más argumentos para incentivarlos”. 

Como se trataba de un taller vacacional tampoco se propuso brindarles conocimiento complicado, sino un material que les permitiera disfrutar de la vacancia, un aprendizaje divertido. Comprendió, dice, la labor inmensa e intensa que tienen los docentes. Fue un impacto tan positivo y un aprendizaje significativo.

Concluyó el taller con 17 participantes, quienes desde el inicio le confesaron haberse inscrito con el interés de ver una película, lo cual siempre le pidieron y les cumplió, “pero luego solo querían pasar viendo películas y la idea de verlas no era simplemente disfrutarlas como público, sino verlas con los ojos de lo que estábamos aprendiendo y así nos fuimos adentrando a ese análisis fílmico. El taller fue corto, pero a ellos les encantó y pude hacer una autoevaluación tanto de ellos como mía y hemos quedado encantados. Ellos y yo esperamos que se abra otro taller próximamente porque quiero regresar para hacerlo”.

Una vez que aprendieron a sacarle mayor provecho a la fotografía y lograr que sea buena, Escala indica que les enseñó ediciones y técnicas básicas, lo cual se vio luego reflejado cuando al final mostraron sus imágenes y hablaron de los planos y la parte narrativa de sus historias.

Uno de los participantes que no pudo estar mucho en el taller por otras actividades que desarrollaba la sorprendió al pedirle dar él el discurso de cierre. En ese final hicimos un concurso de conocimientos, el análisis fílmico de un cortometraje, vimos las partes técnicas y terminamos con un pitch de dos chicos que contaron sus historias.

Foto: Cuenta de FB de Vinculación con la Comunidad.

Comparte esta nota